Una mayor concienciación hacia la protección

Porzona cardio mini cultura y responsabilidad empresarial, y por voluntad de dar una mayor seguridad a sus trabajadores, son cada vez más las empresas que instalan desfibriladores en sus centros de trabajo.

Igual que se dispone de extintores para hacer frente a una emergencia contra incendios, se debiera tener un desfibrilador para una emergencia cardiaca; en estos casos la herramienta disponible es vital para ganar tiempo a la llegada de los profesionales.

Significado de "emergencia" según la enciclopedia wikipedia: "Cualquier suceso capaz de afectar el funcionamiento cotidiano de una comunidad, pudiendo generar víctimas, ......, afectando la estructura social y económica de la comunidad involucrada y que puede ser atendido eficazmente con los recursos propios ....".

Cada vez es mayor la sensibilidad de la población hacia la prevención en general, preferimos tratar de controlar los posibles riesgos de nuestro día a día, en la carretera con el coche, en el hogar con nuestros hijos y también en nuestro trabajo, es la concienciación hacia la cardioprotección la que también esta calando hondo en la sociedad española.

Una mayor concienciación hacia la protecciónLa dieta mediterránea, el clima, las mejoras en nuestros hábitos de salud y la ganas de vivir son factores que nos ayudan a cuidar nuestro corazón, pero no evitan que más de 25.000 personas mueran al año en España por paros cardiacos fuera del ámbito hospitalario.

En nuestras empresas pasamos gran parte de las horas del día, y con importantes diferencias en cuanto a intensidad física, nivel de presión o responsabilidad, duración de la jornada de trabajo, ......; pero realmente cualquier persona puede ser susceptible de padecer un paro cardiaco a lo largo de su vida, con independencia de su raza, sexo, edad, complexión, nivel económico, clase social.....se trata de la primera causa de mortalidad.